A veces parece que cambiar unos ingredientes nos abre la posibilidad de comer porciones más grandes pero es mejor tomar algunas consideraciones. Te dejo algunos mitos y mi recomendación 😉

Ⓜ️ Agregar verduras a una pasta
®️ Ayuda pero no significa que sea ligera y podamos comer más. Media taza cocida = 1 tortilla.

Ⓜ️ Poner crema light, yogurt griego o queso cottage sobre un cerro de chilaquiles.
®️ Puedes usar 1 o 2 tostadas horneadas con salsa y una cucharada de tu topping favorito.

Ⓜ️ Hacer pozole de pollo.
®️ Pollo o pierna de cerdo son buenas opciones si no freímos ingredientes y cuidamos la cantidad de maíz.

Ⓜ️ Freír con aceite de oliva.
®️ Además de que pierde sus propiedades, tiene las mismas calorías.

Ⓜ️ Endulzar con dátil
®️ Al ser una fruta deshidratada, concentra azúcar. Dos dátiles = 1 tortilla.

Ⓜ️ Arroz o quinoa al vapor
®️ Que no tengan grasa no significa que podemos comer un super plato. Los dos son carbohidratos. 1/3 de taza cocida = 1 tortilla.

Ⓜ️ Preparar panes, muffins y hot cakes con avena .
®️ Es un excelente cereal pero igual debemos cuidar porción. 1/4 de taza en crudo = 1 tortilla.

Ⓜ️ Usar harina de almendra.
®️ Aunque sea baja en carbohidratos, tiene muchas calorías porque es grasa. 1 cucharada (15 gramos) tiene 90 calorías.

Pasta, tortillas, arroz, aveba, papa, maíz, cereales y frutas son carbohidratos, te recomiendo que sean complemento para tu proteína y verduras pero no usarlas como plato principal.