Dieta cetogénica: Resistencia a la insulina y enfermedades metabólicas

Dieta cetogénica: Resistencia a la insulina y enfermedades metabólicas

abril 2, 2019

En condiciones normales la insulina es “la llave” que ayuda a la glucosa a entrar a las células para que obtengan energía, digamos que “abre la puerta” de la membrana celular y permite su entrada. Pero ¿qué pasaría si la chapa de la puerta tuviera plastilina? Eso es más o menos lo que sucede cuando hay resistencia a la insulina, la llave funciona, pero el receptor no y esto dificulta que la glucosa pueda entrar a la célula, así que la glucosa se queda en la sangre y el páncreas produce muchas llaves para tratar de compensar la situación, el resultado, mucha insulina en la sangre (hiperinsulinemia).

La mala noticia es que la hiperinsulinemia provoca muchas otras alteraciones y enfermedades metabólicas:

  • Aumento de triglicéridos, aumento de colesterol malo y disminución de colesterol bueno (aterosclerosis)
  • Aumento del ácido úrico (gota)
  • Intolerancia a la glucosa (diabetes)
  • Aumento del tejido adiposo (obesidad)
  • Alteraciones hormonales (ovario poliquístico)

¿Y qué la causa? Todo parece iniciar con el aumento de tejido adiposo, cuando hay obesidad, las células de grasa se hacen grandes, provocan una reacción inflamatoria en el cuerpo y alteran ciertas funciones de los receptores (chapas) celulares.

Como verás, la obesidad es causa y consecuencia de la resistencia a la insulina y es muy importante terminar con este círculo ¿Cómo? Es necesaria una valoración profesional, la dieta cetogénica ha demostrado ser un tratamiento sumamente efectivo de control de peso, control metabólico y con un efecto antiinflamatorio. Con la suplementación de micronutrientes correcta mejora tu estado de nutrición y de salud de forma integral.